top of page

Luxación Patelar en Perros: Causas, Tratamiento y Prevención

La luxación patelar es una afección ortopédica que puede afectar a nuestros amigos peludos, especialmente a razas pequeñas y condrodistróficas como el Pomerania, Yorkshire Terrier, Bulldog, Pug y Poodle, entre otras. También puede afectar a perros de razas grandes. En este artículo, explicaremos en detalle qué es la luxación patelar, sus causas, opciones de tratamiento y cómo prevenir esta lesión en nuestros fieles compañeros caninos.

¿Qué es la Luxación Patelar en Perros?

La luxación patelar, también conocida como luxación de la rótula, es un desplazamiento de la patela o rótula fuera de su corredera troclear natural. Esta afección puede ser causada principalmente por una deformidad angular de los huesos del miembro pélvico durante el crecimiento del perro.

Causas de la Luxación Patelar en Perros:

  • Deformidad angular de los huesos de las patas traseras.

  • Conformación ósea que predispone a la luxación.

  • Factores genéticos que aumentan el riesgo.


¿Cómo se Trata la Luxación Patelar en Perros?

El tratamiento de la luxación patelar en perros depende en gran medida de la causa subyacente y la gravedad de la afección. Es esencial un diagnóstico preciso para determinar la mejor estrategia de tratamiento. Aquí hay algunas opciones de tratamiento:

  1. Osteotomías Correctivas: En casos de deformidades óseas significativas, se pueden realizar osteotomías correctivas para alinear adecuadamente los huesos y la rótula.

  2. Profundización de la Corredera Troclear: Se puede realizar una cirugía para aumentar la profundidad de la corredera troclear, lo que ayuda a mantener la rótula en su lugar.

  3. Prótesis del Surco Patelar: En casos graves, se puede considerar la colocación de una prótesis en el surco patelar para estabilizar la rótula.

  4. Tratamiento Conservador: Cuando la afección no es grave y no causa síntomas clínicos evidentes, se puede optar por un enfoque conservador que incluye fisioterapia y suplementación articular.

Factores de Riesgo y Razas Vulnerables

Algunos perros tienen un mayor riesgo de desarrollar luxación patelar debido a su conformación ósea y genética. Las razas mini toy y condrodistróficas, como el Pomerania, Yorkshire Terrier, Bulldog, Pug y Poodle, son especialmente vulnerables. Sin embargo, también es importante destacar que perros de razas grandes pueden padecer esta afección.

Prevención y Diagnóstico Temprano

La luxación patelar es una enfermedad congénita que puede evolucionar con el crecimiento del perro. Aunque no se puede prevenir por completo, es crucial un diagnóstico temprano mediante una consulta ortopédica. Un tratamiento temprano puede ayudar a evitar el desarrollo de la osteoartritis y mejorar la calidad de vida de su mascota.

En conclusión, la luxación patelar es una afección ortopédica que afecta a perros de diversas razas. Si sospecha que su perro podría estar experimentando esta afección, es fundamental buscar atención veterinaria especializada. Con el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado, puede ayudar a su mascota a llevar una vida cómoda y activa. La prevención comienza con la atención y el cuidado adecuados, lo que garantiza la salud a largo plazo de su compañero canino.


bottom of page