top of page

Cómo la Fisioterapia y Rehabilitación Canina Beneficia a las Mascotas Después de una Cirugía

Cuando nuestras mascotas se someten a cirugías, surgen muchas preguntas sobre su recuperación. ¿Cuánto tiempo tomará? ¿Cómo será el proceso? ¿Será doloroso? ¿Cuáles son los beneficios de la fisioterapia y rehabilitación canina? Una herramienta clave para acelerar y mejorar la recuperación es la fisioterapia y rehabilitación. Averigüemos cómo este enfoque puede ayudar a las mascotas a sanar más rápido y con menos incomodidad.

Un perro teniendo fisoterapia en el Hospital Veterinario Bruselas


El papel de la fisioterapia y rehabilitación canina postquirúrgica:

Cada mascota y procedimiento quirúrgico son únicos, lo que hace difícil predecir la recuperación. Sin embargo, la fisioterapia es una herramienta valiosa para acelerar el proceso. Después de una cirugía, el enfoque inicial suele ser en técnicas como la crioterapia y el láser terapéutico.


Crioterapia: Reducción de la inflamación:

La crioterapia, o terapia de frío, es esencial en las primeras etapas de recuperación. Ayuda a prevenir inflamaciones severas al reducir el flujo sanguíneo y adormecer la zona tratada. Esta acción temprana es crucial para minimizar el dolor y la hinchazón.


Láser Terapéutico: Estimulación de la recuperación celular:


Paciente Hospital Veterinario Bruselas

El láser terapéutico es otro pilar en la rehabilitación posquirúrgica. Estimula las mitocondrias, responsables de la producción de energía celular. Esto impulsa la replicación celular, liberando hormonas que reducen la inflamación y favorecen la reparación del tejido.


Masoterapia: restauración del equilibrio corporal:

A medida que pasa el tiempo, la masoterapia entra en juego. Esta técnica ayuda a controlar el cuerpo sin dolor en áreas de compensación y a aliviar tejidos comprometidos por la inflamación. También contribuye a mantener el tejido en buen estado.


Termoterapia: Mantenimiento del alivio y relajación de los tejidos:

La termoterapia entra en escena para mantener la relajación de los tejidos y garantizar que la mascota se mantenga libre de dolor. Esta terapia ayuda a mantener el proceso de recuperación en curso y evita la reaparición de molestias.


Continuación de la recuperación:

Después de las primeras etapas, la fisioterapia sigue siendo valiosa. Sesiones más espaciadas pero regulares permiten dar seguimiento al progreso del paciente. Aparatos como la magnetoterapia, electroterapia y terapias manuales se pueden introducir para mantener la mejora.



Un perro en consulta con veterinario.

Reducción Significativa de la Recuperación:

En algunos casos, la fisioterapia y rehabilitación pueden reducir la duración de la recuperación posquirúrgica hasta en un 50%. Esto no solo acelera el proceso, sino que también puede disminuir la necesidad de tratamientos orales, beneficiando a la mascota en su totalidad.


Conclusión:

La fisioterapia y rehabilitación desempeñan un papel fundamental en la recuperación posquirúrgica de las mascotas. Al emplear técnicas como la crioterapia, el láser terapéutico y la masoterapia, se logra una mejora más rápida, con menos dolor y menor inflamación. Esto conduce a una recuperación exitosa y más cómoda para las mascotas, permitiéndoles volver a su vitalidad habitual en menos tiempo.

bottom of page